Una parte importante del patrimonio de Morelos, lo constituyen las haciendas; fábricas que desde la época de la colonia se dedicaron a producir azúcar y productos afines, principalmente.
Estas organizaciones productivas, contaban además de vastas extensiones de tierras para el cultivo de la caña de azúcar, edificios propios de su giro, como el trapiche, las calderas, etc. también incluían la casa principal con habitaciones para el hacendado; una capilla; diversos talleres de carpintería, herrería, etc; tiendas de raya; cárcel; grandes patios; puentes; caminos; obras hidráulicas como acueductos; caballerizas y en algunos casos hasta plaza de toros. Todas ellas cerca de una fuente de aprovisionamiento de agua indispensable tanto para fuerza motriz como para irrigación de los cultivos.
Múltiples ejemplos de estas factorías están dentro del actual estado de Morelos; algunas se han reacondicionado como sitios turísticos, entre las que enlistamos: Cocoyoc, San Gabriel Las Palmas, San Gaspar, Atlacomulco (conocida también como Hacienda de Cortés), El Puente, Ixtoluca, Temixco, San José Vista Hermosa y Chiconcuac, entre otras.
También se encuentran algunas que han sido remozadas para uso privado de sus dueños como San Carlos Borromeo o la Hacienda de Miacatlán.

Otras se encuentran en total abandono o invadidas, entre las más interesantes, se destaca la hacienda de Cuahuixtla, al sur de Cuautla, que puede visitarse previa autorización del municipio de Ciudad Ayala y que fuera escenario de la filmación de la película “Zapata” con Alejandro Fernández.
Sin embargo existen muchas otras construcciones que podremos admirar a lo largo de los recorridos por Morelos, principalmente se distinguen los acueductos que en ocasiones cruzan las calles, como en el caso de San Carlos, en Yautepec, los Arcos en el poblado de Amatitlán en Cuernavaca, etc. o bien las ruinosos cascos como en el caso de Chinameca, Emiliano Zapata y Zacatepec, por mencionar algunos.
El recorrer estos vestigios de la historia le representará sin duda alguna una experiencia inolvidable.