Image

Tlayacapan

Tlayacapan proviene del náhuatl y significa “sobre la punta de la Tierra”. Esto debido a que, desde sus verdes cerros, se obtiene una vista extraordinaria de la ciudad. Parte de la magia del lugar radica en su pasado prehispánico, cuando era habitada por olmecas. Asimismo, puedes apreciar la arquitectura de las numerosas capillas que abundan en el poblado.

Tlayacapan es conocido por la riqueza de sus artesanías, por lo que un recorrido por la calle Emilio Carranza es indispensable, ya que se puede encontrar de todo desde velas, ollas, vajillas hasta piezas decorativas de diseños modernos.

Es el lugar de origen de los chinelos, es una antigua tradición que se remonta a la época de la colonia que se celebra tres días antes el miércoles de ceniza cuando disfrazados y con los rostros cubiertos los danzantes brincan y silban por las calles.



1. Conoce el Ex convento de San Juan Bautista

La construcción del Ex Convento de San Juan Bautista data del año 1534 y fue en 1966 que la Unesco reconoció el recinto como Patrimonio de la Humanidad. Lo que más destaca es su diseño con una amplia capilla abierta y los frescos bien conservados que decoran las paredes.

También alberga un museo que exhibe piezas de arte sacro y las momias de niños encontradas en 1982 en el interior del altar mayor; se dice que se trata de hijos de colonizadores influyentes.

2. Visita la Casa de Cultura

También conocido como la “Cerería”, este edificio del siglo XVI fungió como casa del Encomendado de la Nueva España, como cuartel de Emiliano Zapata y como fábrica de velas. Actualmente es una Casa de la Cultura en la que se puede aprender sobre la cultura y tradiciones de Tlayacapan. Cuando la visites, aprovecha y conoce el Palacio Municipal, ¡no te arrepentirás!



3. Descubre las capillas de Tlayacapan

Existe una amplia variedad de capillas que destacan por su antigua arquitectura y arte sacro. Algunas de las más importantes son la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, San Agustín y San Andrés, todas ellas forman parte de las conocidas ‘capillas de barrio’.



4. Ex Hacienda de San Nicolás

Se encuentra ubicada en la colonia de Pantitlán y se dice que perteneció a Hernán Cortés, quien la heredó a un nieto llamado Pedro. La edificación se encuentra en ruinas pero seguro puede ser un punto relevante para contemplar en un paseo a pie o en bici.



5. Enamórate de la gastronomía de este Pueblo Mágico

No puedes dejar de probar el típico mole verde de pepita, mejor conocido como pipián, acompañado con tamales de sal, charales y frijoles blancos. Para saborear algo dulce puedes optar por el pan de maíz y canela o por alguna nieve de sabor.

CONTÁCTANOS

A 2 km del Parque Acuático Oaxtepec y a 2 cuadras del Hotel Hacienda Cocoyoc.



Constitución #26 Col. Lucio Moreno, Municipio de Yautepec. Cocoyoc, Morelos. CP. 62736


+52 (735) 35 60390

+52 (55) 56913537


info@paraisococoyoc.com